Blog

Distintas inteligencias

Comencemos diciendo que la inteligencia se ha tratado de definir de diferentes maneras desde los griegos hasta nuestros días, la palabra proviene del latín intelligentia compuesta con: El prefijo”inter-” (entre), como intercalar, interfecto e intervalo y el verbo legere que significa escoger, separar, leer. Se han elaborado una cantidad de teorías pero ninguna ha llegado a ser paradigmática, generalmente responden a factores culturales y sociales relativos a la época en que fueron desarrolladas. Podemos clasificar las teorías en cuatro grandes grupos: psicométricas, biológicas, del desarrollo y múltiples. Por lo cual el concepto ha cambiado con el correr de los tiempos y se siguen generando nuevas definiciones.
En la Lengua castellana, la palabra deriva del latín, el sustantivo “intelligentia-ae” que lo podemos traducir como: comprender, conocer o darse cuenta, por esa razón se considera inteligente al que comprende, conoce o se da cuenta de algo.
En 1990, Sternberg las clasificó como teorías implícitas y teorías explícitas, las primeras fueron elaboradas por personas que no han investigado sobre el tema y se consideran propias del sentido común, las explícitas en cambio son producto de una investigación científica y tratan de medir el funcionamiento intelectual del ser humano.
En forma coloquial, el término se usa para describir ciertos atributos de las personas, relacionados con la capacidad mental básica, puede ser extendida a creencias y pensamientos.

TEORIAS PSICOMÉTRICAS.

Estas teorías se relacionan con el desarrollo de las pruebas de inteligencia y su posterior análisis factorial.
Dentro del marco científico, se considera a Alfred Binet (1983) como el creador de la primera prueba de inteligencia, consideró necesario construir pruebas con las que se pudiera medir las facultades psicológicas superiores.
Una de las más exitosas es el WAIS dirigida a personas de 16 a 74 años de edad y el WISC para niño de 6 a 16 años de edad, creadas por David Wechsler.
Stern a partir del concepto de edad mental, construye la fórmula del Cociente Intelectual (CI) , una de las más conocidas en el mundo de la psicología.
Posteriormente Cattel (1987) a partir del trabajo con factores identificó dos dimensiones de la inteligencia, la inteligencia fluida y la inteligencia cristalizada, ésta última se relaciona con el conocimiento personal, factores culturales y educativos y los razonamientos matemáticos, verbales inductivos y silogísticos.
La inteligencia fluida en cambio se asocia con procesos no verbales y culturalmente independientes como la memoria de trabajo y la capacidad de adaptación a nuevos aprendizajes.

TEORIAS BIOLÓGICAS.

En estas teorías la inteligencia se ha estudiado desde la perspectiva del desarrollo y relacionadas con aspectos como el tamaño del cerebro, herencia y la raza entre otros.
Durante mucho tiempo se consideró al humano como un ser especial, con características únicas, a partir de las teorías evolucionistas darwinianas se rompe con la creencia de que la inteligencia es una capacidad exclusiva del ser humano, y podemos considerarla más como un proceso que ha sufrido modificaciones a través del tiempo.
En las épocas actuales, los estudios en el campo con relación a lo biológico, se han dirigido hacia la búsqueda del sustrato neuronal de la inteligencia, la cual podría estar localizada en el cortex prefrontal del cerebro.

TEORIAS DEL DESARROLLO.

Este grupo de teorías estudia la inteligencia humana desde el desarrollo, Jean Piaget y Lev Vigotsky son sus principales exponentes.
Piaget (1979) consideraba a la inteligencia como la forma de equilibrio hacia la cual tienden todas las estructuras cuya formación debe buscarse a través de la percepción, el hábito y los mecanismos sensomotores elementales, en esta medida, para él, la inteligencia es fundamentalmente “adaptación”.
Se desarrolla de modo gradual desde la niñez a la adultez y no la considera innata.
Para Vigotsky (1979) el desarrollo humano es el resultado de la síntesis producida por dos factores diferentes, la maduración biológica (línea natural) y la historia cultural (línea cultural). El desarrollo cognitivo es un producto del aprendizaje logrado a través de la mediación, de los pares y mayores que apoyan y estimulan la comprensión y destrezas en la utilización de los instrumentos culturales.

TEORIAS DE LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES.

Estas teorías enfatizan en la adquisición, almacenamiento y utilización activa de la información. Entre los exponentes más reconocidos encontramos a Gardner, Elaine De Beauport y Stemberg.
Para Gardner (2001) “La inteligencia es un potencial biopsicológico para procesar información que se puede activar en un marco cultural para resolver problemas o crear productos que tienen valor para una cultura”
En este blog encontraran un texto más explicativo sobre las inteligencias múltiples.
Es evidente que existe una enorme dificultad para estructurar una concepción sobre inteligencia que pueda asumirse como válida, debemos tener en cuenta las dinámicas sociales que en un momento valoran algunas capacidades y en otros momentos otras.