Blog

Las diferentes miradas y formas de abordaje del psiquismo humano.

Como profesionales de la salud mental consideramos a la persona que llega a nosotros como una unidad, cuerpo, mente más su espiritualidad, no como alguien que debemos encajar forzadamente en una determinada teoría. Por ello, ante la diversidad de pacientes que consultan, se ofrecen también diversidad de profesionales con variadas líneas teóricas como modos de abordaje,  lo esencial es que  el objetivo se oriente hacia la solución de un problema que aqueja, el alivio de un dolor que invade.

Desde la perspectiva de mirar a cada uno  en su singularidad se emprende la búsqueda para encontrar un camino que conduzca al encuentro con aquello que “no anda”y con las particularidades de cada caso.

El objetivo es conocer el origen del sufrimiento, observar las emociones que habitan, las repeticiones que causan daño  para que la historia resulte más liviana, ir más allá de lo ofrecido por los padres para poder crecer y lograr autonomía. En un sentido, apropiarse de los aportes beneficiosos que sirvan de soporte y en otro sentido, darles un nuevo lugar a las experiencias que resultaron displacenteras para un nuevo tiempo de elaboración.

El objetivo es lograr un lugar calmo, una suerte de refugio mental  cuando algo agobia, ese “no se sabe bien que sucede”pero que arma una pregunta y algo de la urgencia subjetiva de la consulta comienza circular. Cada persona elegirá la modalidad que prefiera, que sea más cercana, o más beneficiosa o tal vez,  se embarca en una propuesta nueva de trabajo, todas salidas válidas si están orientadas a la salud mental y además son practicadas por profesionales capacitados en esa área. Es preciso siempre tener en cuenta el motivo de consulta y si existe patología o no, y el grado de la misma  como guía, tanto para consultas como derivaciones.

Actualmente existen diferentes propuestas y modos de abordaje, dentro de las Técnicas Tradicionales, encontramos en nuestro país un gran número de practicantes del Psicoanálisisque es una estrategia “no directiva”que  no conduce al paciente a objetivos pre fijados con anterioridad por el profesional, sino que más bien trabaja con “lo que aparece”  y desarrolla una indagación  profunda que nutre con el conocimiento de sí mismo. En casos en que es preciso un proceso de elaboración intenso quizás la más adecuada es la orientación psicoanalíticaque permite bucear en la historia, implica trabajo psíquico a nivel inconsciente y un tiempo relativo  a la necesidad de cada paciente, pero es preciso remarcar que apunta a la acción que cause  un cambio de posición en la vida. No sólo se orienta a descifrar el sentido inconsciente, o el del dolor, sino más bien a “un nuevo modo de saber hacer con eso”,es decir, obtener el margen de libertad que cada persona obtiene mediante un tratamiento de orientación psicoanalítica.

En cambio, entre las distintas opciones que se ofrecen,  se encuentran las  terapias   que presentan un modelo de “aquí y ahora”basado en   el momento presente. Son líneas de trabajo  de menor tiempo de duración, posible de ser  estimado, y enfocados a un objetivo específico si la necesidad es de un espacio personal para cuestiones muy puntuales.

Entre ellas encontramos la  Terapia Gestáltica, con un enfoque humanista y su modo de hacer psicoterapia no centrada en la enfermedad, sino en generar salud desde las potencialidades. La Psicoterapia Cognitivo Conductualcentrada en modificar las construcciones mentales, el “aspecto cognitivo” “como se piensa”y el aspecto relacionado con el comportamiento “como se actúa”.Dentro de este grupo encontramos además  la Terapia Sistémica  como disciplina terapéutica  que se aplica para el tratamiento de disfunciones, trastornos y enfermedades concebidas como alteraciones en las interacciones, estilos relacionales y patrones de comunicación humano. Trabaja en forma individual o grupal aplicándose a grupos de familia, trabajo, educativos o empresariales.

Dentro de las variedades están también las terapias que, siendo ramas del Psicoanálisis, trabajan la historia del paciente unida a su corporalidad, siendo el protagonista el cuerpo físico como elemento activo o vehículo de trabajo para llegar a estratos más profundos de la personalidad. El cuerpo es espontáneo y transparente y aporta datos para su lectura a través de su lenguaje propio. El objetivo es la movilización de la energía, que en sus movimientos, muestra las marcas inconscientes escritas en el cuerpo.  Una de ellas es la Bioenergética,un método psicoterapéutico que considera  a las enfermedades causadas por factores  físicos, mentales y energéticos.

Dentro de las Psicoterapias integradas en el concepto genérico de Terapias artísticas,dado que se utilizan diferentes ramas del arte para llevarse a cabo. La Arteterapia,es una  forma que utiliza las artes plásticas como medio de recuperar o mejorar la salud mental y el bienestar emocional. La Teatroterapiaes la aplicación del arte escénico o teatral con fines terapéuticos, del mismo modo lo hace la Musicoterapiacon elementos de la música como ritmos, sonidos, melodías y armonías y  la Danzaterapia,con los ritmos y movimientos corporales. Hace algunos años comenzó a practicarse en nuestro país, el Mindfulness,  conocida hace más tiempo en otros lugares. Es una  técnica que proviene de prácticas ancestrales orientales,  sin fundamento religioso,  es  de carácter introspectivo, hace un “drenaje profundo del 

inconsciente”y focaliza en el modo en que la mente y los pensamientos se relacionan con lo que está ocurriendo en el momento presente. Su línea fundamental es la “atención plena”siendo la respiración el medio para conectar cuerpo y mente. Centrada en el encuentro con el bienestar y el alivio de dolencias emocionales trabaja con la experiencia del momento presente dando lugar a lo que aparece, pensamientos, sensaciones, dolores, emociones, afectos nombrándolos, es decir, aceptándolos. Resulta muy interesante y útil también como complemento de otras técnicas más tradicionales porque es una lectura más directa de “lo escrito en el cuerpo”.No se considera terapia porque no persigue objetivos.

Cabe mencionar las prácticas espirituales más antiguas y muy practicadas en nuestro país y que están enraizadas en las culturas orientales. Son más bien estilos de vida, centradas en aspectos filosóficos y religiosos, y de reconocidos beneficios para la salud, física, mental, emocional y espiritual. Entre ellas,  el Yoga,basado en una doctrina filosófica hindú que consiste en un sistema de prácticas físicas y espirituales que se originaron en la India. El  Tai Chi Chuande  origen chino, su raíz filosófica proviene del Taoísmo, consiste en un tipo de trabajo corporal con movimientos lentos,  coordinados y precisos, utilizado para recuperar la salud, prevenir enfermedades, mantener el equilibrio energético, cultivar la sabiduría interior. El Chi Kungtambién de origen chino que alude a una diversidad de técnicas habitualmente relacionadas con la medicina china tradicional, que comprenden mente, respiración y actividad física.

Como expresamos anteriormente, son todas ellas propuestas terapéuticas que intentan ampliar la mirada de la psiquis de lo humano, búsqueda que permite el abordaje multidimensional e interdisciplinario, que en lugar de excluirse pueden ser complementarios acordando y respetando la complejidad humana.

En conclusión, para el trabajo con el malestar, con lo doloroso, con lo que incomoda, con lo inaceptable,  cualquiera de las opciones que se elijan requiere de una decisión, del compromiso, de la dedicación de un tiempo, que podrá ser mayor o menor dependiendo de la elección. En conclusión, para el trabajo con el malestar, con lo doloroso, con lo que incomoda, con lo inaceptable,  cualquiera de las opciones que se elijan requiere de una decisión, del compromiso, de la dedicación de un tiempo, que podrá ser mayor o menor dependiendo de la 

elección. Sin embargo, es conveniente señalar que la consulta o tratamiento para la salud mental no debería  considerarse una “pérdida de tiempo”, sino por el contario,  sería conveniente tomarlo como una “ganancia o inversión”de tiempo para el bienestar, en cualquier espacio elegido para la tarea acerca de indagar sobre uno mismo.